Semana 11 de embarazo

El feto ya produce su propia orina
Foto: Ucroline

El feto ya produce su propia orina

El feto mide 4.1 cm y pesa 7 gramos aproximadamente.

Aunque la cabeza aún es muy grande en relación con el cuerpo, este se va alargando y se va diferenciando la zona de la barbilla y el cuello. Los movimientos son reflejos, pero cada vez de mayor complejidad. Por ejemplo, el feto empieza a deglutir de forma regular y a pasar líquido al sistema digestivo, que está en pleno desarrollo. Excepto el cerebro, la mayoría de órganos están formados “por fuera”. Esto quiere decir que su aspecto ya es casi el mismo que tendrá el resto de su vida, pero en su interior todavía sucederán cambios hasta que estén preparados para funcionar fuera del útero. Pero algunos van más rápido que otros.

Por ejemplo, desde las 8 semanas los riñones han iniciado ya la producción propia de orina. Esto es necesario para garantizar el líquido amniótico. En las primeras semanas, el líquido que rodea al feto procedía de una filtración a través de las membranas. Pero este mecanismo ya no garantiza las cantidades que hacen falta para rodear al feto, cada vez más grande. Los riñones son una fuente más importante de líquido y en poco tiempo casi todo el líquido amniótico será orina fetal. El líquido amniótico cumple un papel fundamental para el embarazo, garantiza que el feto está protegido en caso de un golpe accidental en la madre y ayuda a mantener una temperatura estable.

Cambios en tu cuerpo

Las náuseas suelen empezar a disminuir a partir de las 11 semanas, por lo que la madre se encontrará mejor, pero es probable que el cansancio y el sueño se sigan manteniendo igual que en semanas previas. Se puede empezar a notar pesadez de piernas y los calambres, por un empeoramiento del retorno venoso en las piernas por la compresión del útero.

El útero ya se acerca al borde superior del hueso del pubis, pero todavía no sobresale por encima. En este momento ya ocupa casi toda la pelvis de la madre, y esto hace que pueda comprimir en ocasiones las venas que devuelven la sangre desde las piernas al corazón. Cada vez va a ser más difícil disimular el embarazo, aunque esto como siempre es muy variable y algunas mamás tendrán un aspecto externo igual que siempre durante muchas semanas todavía.

Recomendaciones

• Si te han salido algunas venas varicosas en las piernas consulta a tu médico, sin embargo, puedes prevenirlas caminando a diario al menos media hora o, si pasas mucho tiempo sentada, realizando movimientos circulares con los pies en un sentido y en otro.

• Es un buen momento para comenzar a fotografiar la panza, en poco tiempo comenzarás a notarla y no querrás perderte de este recuerdo.

• Consulta con tu médico la posibilidad de realizarte un tamizaje prenatal.

Fuente: Aplicación embarazo semana a semana
comments powered by Disqus
Copyright © 2014