Semana 9 de embarazo

Cambios del feto. ¡YA TIENE PIES Y MANOS!
Foto: Bebesymas

Cambios del feto. ¡YA TIENE PIES Y MANOS!

El feto mide 2.3 cm y pesa 2 gramos aproximadamente.

El proceso de la formación del feto está ya prácticamente finalizado. A partir de ahora empieza la etapa que en medicina conocemos como fetal, médicamente ya no es un embrión si no un feto. Ya ha completado la formación básica de todos los sistemas, a partir de ahora queda un largo camino de maduración para que estos órganos funcionen y el feto pueda vivir fuera del útero.

Ahora ya se mueve con frecuencia, pero son movimientos involuntarios, los músculos todavía tardarán en estar conectados con el cerebro. La cabeza es mucho más grande que el cuerpo en proporción, pero ya tiene todas las estructuras: orejas, nariz, hasta los párpados, que van a estar fusionados durante semanas. Los labios están formados y empieza a abrir la boca. Ya han aparecido pies y manos. Son iguales que las nuestras, con todos los dedos. Aunque su tamaño es minúsculo, necesitaríamos una lupa para verlos, se están formando las huellas digitales, únicas para cada persona.

Aunque el sexo está determinado desde la unión del espermatozoide con el óvulo, si se observara un feto a las 9 semanas no lo distinguiríamos, los genitales son exactamente iguales en niños y niñas. Tienen un tubérculo genital que más adelante se diferenciará en la forma de cada sexo. Si viéramos directamente al feto, su piel es translúcida, se puede ver el esqueleto a través de ella. En realidad, los huesos no tienen casi calcio, están formados por cartílago, pero la mayoría de los huesos ya tienen su forma definitiva.

Cambios en tu cuerpo

De momento pocos cambios. Estamos en pleno primer trimestre, con todos los cambios típicos. Las molestias del embarazo son totalmente cambiantes de mujer a mujer, y mientras algunas se encuentran perfectamente, otras toleran muy mal las náuseas, la sensación de mayor cansancio y, desde luego, los temidos mareos.

Los mareos se producen porque la tensión arterial se ha reducido. El cuerpo de la madre se está adaptando para poder tener más sangre en circulación, la va a necesitar para satisfacer las demandas del bebé. Para que el corazón mueva más sangre sin esforzarse es necesario que la presión arterial disminuya. Esto es la causa de que se produzca esa sensación de cansancio, mareos e incluso desmayos. Hay que recordarlo, y evitar situaciones que aumenten el riesgo de mareos, como estar de pie mucho rato, no ponerse de pie bruscamente… Por supuesto todos estos síntomas pueden ser más acusados en climas más cálidos o si el embarazo empieza en pleno verano.

Es normal si de momento no se nota ningún cambio claro en el cuerpo de la madre. Aunque el útero sigue en crecimiento y ya es casi el doble respecto al tamaño normal, está todavía dentro de la pelvis. El abultamiento que notan muchas embarazas en el bajo vientre es realmente por retención de líquido y esto puede cambiar en cada caso.

Recomendaciones

• Si llevas un embarazo normal, sin riesgos, no hay ningún impedimento para que tengas relaciones sexuales con tu pareja. Una vida sexual normal no tiene riesgos para el bebé, ya que se encuentra perfectamente protegido dentro del útero y el cuello del útero está sellado. La penetración en el coíto no afectará al feto, ya que además el líquido amniótico lo protegerá.

• Si tu sujetador habitual te oprime, es momento cambiarlo. Necesitarás uno nuevo, generalmente una o dos tallas mayor que el tuyo, preferiblemente de algodón y que no tenga aros para que no te sientas oprimida.

• Otra medida que puedes tomar para cuidar el pecho es hidratarlo desde el principio para evitar que salgan estrías y hacer ejercicios con los músculos pectorales para mantener el pecho firme.

Fuente: Aplicación embarazo semana a semana
comments powered by Disqus
Copyright © 2014