Solución para los pies hinchados

La retención de líquidos y la mala circulación en el embarazo provocan que los pies se hinchen
Foto: abc

La retención de líquidos y la mala circulación en el embarazo provocan que los pies se hinchen y duelan… Las embarazadas deben cuidar mucho sus pies.

Los pies son una parte del cuerpo que muchas veces se descuida, pero durante el embarazo se convierten en una zona sensible que conviene mimar mucho. La retención de líquidos y la mala circulación provoca que se inflamen de forma dolorosa sobre todo en los tres primeros meses, empeorando en la época de verano por el calor.

Pies en alto:

Pon los pies en alto siempre que puedas, tanto mientras estás tumbada como sentada, de forma que queden más arriba que la cadera. Si estás en el trabajo, será muy útil poner un taburete debajo del escritorio.

Tumbarse en el sofá:

Recostarte de costado te ayudará a aliviar la presión de las venas. Como la vena cava está a la derecha del cuerpo, es mejor que te recuestes sobre el lado izquierdo.

Mientras estás sentada:

Evita cruzar las piernas o los tobillos mientras estés sentada, y cada 20 minutos procura cambiar de postura o tomarte un descanso de la posición sentada caminando un poco para que así la sangre circule mejor.

Estira las piernas con frecuencia cuando estés sentada:

Estira las piernas hacia delante, y flexiona suavemente los pies hacia arriba para estirar los músculos de la pantorrilla. Gira los tobillos y mueve los dedos de los pies.

Beber agua y comer bien:

El beber al menos 8 vasos de agua al día hará que tu cuerpo retenga menos líquidos; las comidas equilibradas, ligeras y bajas en grasas saturadas también ayudarán a disminuir la hinchazón.

Hacer algo de ejercicio:

Para mejorar la circulación es importante seguir activo, por lo que caminar y nadar son dos actividades muy recomendables; especialmente, sumergirte en el agua puede reducir temporalmente la hinchazón, sobre todo si el nivel del agua está casi a la altura de tus hombros.

Calzado apropiado:

Es muy importante elegir un calzado cómodo que se adapte a los pies hinchados, y también no usar medias o calcetines que aprieten la carne empeorando la circulación.

Baños de pies calientes y fríos:

Si prefieres un baño de pies caliente, llena el recipiente con agua caliente echando un puñado de sal gorda; hay que tener los pies en remojo durante unos 10 minutos masajeándolos suavemente para sentir alivio. Si prefieres con un baño de pies fríos, pon el agua en el recipiente lo más fría que aguantes y déjalos en remojo al menos 8 minutos; esto reactivará la circulación y bajará la inflamación.

Separa las pestañas una a una sin dejar grumos. Debes tener paciencia al aplicarlo.

Cuándo preocuparse por la hinchazón en el embarazo

Durante el embarazo es totalmente natural que tengan hinchados pies y tobillos, ¡incluso las manos! Pero siempre debes acudir a tu médico si esta hinchazón aparece también en la cara o es muy pronunciada o brusca en manos y pies ya que podría ser síntoma de preeclampsia, una enfermedad grave que debe tratarse lo más pronto posible.

Si una pierna está más hinchada que la otra, o si sientes dolores o molestias en muslos o pantorrillas o dolores insoportables por la inflamación de los pies, también es aconsejable que pidas consejo médico cuanto antes.

Fuente:
comments powered by Disqus
Copyright © 2014